¿Qué es la copa menstrual y para qué sirve?

La copa menstrual es un recipiente que se introduce en la vagina para recoger el flujo menstrual. Así de sencillo y aún así de desconocida. La copa menstrual sigue siendo la tercera opción los días de período por detrás de compresas y tampones. Si bien desde hace unos años ha sufrido una especie de boom, la copa menstrual tiene más de 100 años ya que los primeros intentos rudimentarios datan del año 1867. 

La primera patente famosa, de Leona Chalmers en 1937, estaba hecha de caucho vulcanizado. Quedó en el olvido a causa de la segunda guerra mundial y la imposibilidad de su producción dándole ventaja a los tampones. En 1987 la copa volvió al imaginario colectivo a través de la copa The Keeper hecha de látex, un material más blando, pero que producía alergias. Actualmente, el material más usado es la silicona médica. la copa de enna cycle, está hecha de silicona médica líquida.

Patente copa menstrual

Ventajas de la copa menstrual

Desde entonces han surgido nuevas copas, entre ellas enna cycle, con el objetivo de conseguir una menstruación sostenible no sólo con el medio ambiente, si no también más respetuosa con el cuerpo de la mujer. Las compresas y los tampones contienen químicos que están en constante contacto con el cuerpo, pueden provocar alergias y, además, pueden resultar incómodos.

La copa menstrual, por su parte, no interfiere en el pH vaginal ya que recoge la sangre y no la absorbe como sí hacen los tampones (los que además, también absorben el resto de flujos de la vagina). La copa de enna cycle está hecha de silicona médica líquida, es inerte y los gérmenes no se adhieren a ella y evita la propagación de infecciones. Puede aguantar hasta 12 horas antes de necesitar vaciarla (tiene una capacidad 3 veces mayor que los tampones), lo que da más autonomía a la mujer. 

Además, mientras que las compresas desechables y los tampones son productos de un solo uso, una única copa menstrual puede durar hasta 10 años, lo que significa que si una mujer usa la copa desde su primera menstruación, sólo necesitará unas 4 copas menstruales (si tenemos en cuenta que las mujeres tenemos la regla una media de 38 años). ¿Cuántos tampones y compresas necesitaría? Unos 12.000 productos de higiene íntima de un único uso para cubrir los 450 períodos que puede tener una mujer en su vida fértil. Según un estudio elaborado por Women’s Environmental Network (WEN), solo en Reino Unido las compresas y los tampones generan unas 200.000 toneladas de basura al año. Imagina en todo el mundo que va a tardar en 6 meses (los tampones) y 300 años (las compresas) en desaparecer. Para desechar la copa menstrual cuando se le ha acabado la vida útil, lo mejor es aplicar calor para que se funda y se convierta en arena. 

copa-enna-cycle

El hecho de que dure 10 años, hace que la copa menstrual también te permita ahorrar dinero que puedes gastar en otras cosas. Tu enna cycle se amortiza sólo en 4 meses de uso y el ahorro anual puede llegar hasta los 120€. Multiplica esa cifra por los 38 años menstruando, unos 3360 euros con los que viajar, degustar restaurantes que te gusten o invertir en lo que quieras. 

A muchas mujeres les frena el uso de la copa por su desconocimiento. Alguno de los tópicos más extendidos es que es poco higiénica, sin embargo; no hay que olvidar que es sangre, no muy diferente a la que te sale cuando te haces una herida. El tabú alrededor de la sangre menstrual aún es demasiado fuerte, pero poco a poco se va resquebrajando. Por otra parte, se tiene la sensación de que va a ser difícil introducirla, sacarla, usarla correctamente, pero lo cierto es que la mayoría de chicas dominan a la perfección el uso de la copa en un par de ciclos. Para que eso ocurra es importante acertar con la talla. Simplemente requiere práctica como conducir, cocinar o cualquier otra actividad.

En enna cycle tenemos 3 tallas (S, M y L) así como un pack especial para chicas que justo empiezan a menstruar (Starter Kit con una talla S Short y una S). Para saber cuál es tu talla te recomendamos que uses nuestra calculadora, de esta manera es mucho más probables que aciertes con tu talla y puedas decirle adiós a las compresas y tampones.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Posts relacionados

Primera vez con la copa menstrual: ¿Cómo lo hago?

La primera vez con la copa menstrual, no dista mucho de todas las primeras veces: expectación, nervios, dudas. Muchas veces, tras el primer intento fallido de colocar la copa menstrual podemos sentirnos frustradas, torpes y un poco inútiles, pero todo lo contrario, simplemente estamos aprendiendo. Como en otras primeras veces, lo principal es estar relajada

Copa menstrual y postparto: ¿Cuándo usar la copa tras dar a luz?

La copa menstrual y el postparto no son incompatibles, siempre que se sigan unas recomendaciones. Tras más de 9 meses sin la menstruación y otros tantos sin usar compresas o tampones, es posible que durante el puerperio, el período en que el útero de la mujer se recupera y vuelve a su normalidad anterior, quieras

Cómo limpiar la copa menstrual de manera eficiente

Limpiar la copa menstrual es muy importante para que se conserve en perfecto estado durante muchos años, para que no coja olores y, sobre todo, para que siga siendo igual de higiénica. Piensa que la copa entre ciclo y ciclo ha estado en contacto con el exterior, por lo que aunque no seamos conscientes, se

¿Qué es la garantía de cambio de talla de enna cycle?

La garantía de cambio de talla de enna cycle es una de las características que hacen diferente a enna de otras copas menstruales del mercado. En enna sabemos que dar el paso a la copa es difícil y que elegir bien la talla es uno de los principales frenos, por eso, la compra de enna

¿Qué dice tu sangre menstrual de tu salud?

La sangre menstrual ha sido un tabú desde hace muchos años. Los libros sagrados de diferentes religiones como el Cristianismo y el Islam relacionan el periodo de sangrado de la mujer como un hecho que las vuelve impuras. Vistos estos antecedentes, no es de extrañar que el tabú alrededor a la sangre menstrual y a