saber debilidad suelo pélvico

Cómo saber que tu suelo pélvico está debilitado

Cómo saber que tu suelo pélvico está debilitado a estas alturas seguro que es más fácil que hace un año. Ya sabemos que existen pruebas inequívocas (como los escapes de orina) que nos hacen sospechar de que nuestro suelo pélvico no está en plena forma, pero no siempre resulta tan evidente, por eso en el post de hoy hablaremos de diferentes señales en las que sería conveniente visitar unx fisioterapeuta especializado en patologías de suelo pélvico para valorar el estado de vuestro periné. 

Señales que te llevan a la consulta del fisioterapeuta

  1. Sensación de peso en la vagina

Sentir peso en el interior de la vagina tras una actividad física o si pasas mucho tiempo de pie, podría ser un síntoma de pérdida de tono muscular y/o descenso de un órgano. 

Recordad que este síntoma no suele ser constante y que mejorará al tumbarnos o en días de menor actividad, pero no por eso debemos bajar la guardia, ya que si los descensos de órganos lo diagnosticamos en los primeros estadíos, la rehabilitación puede evitar que se agrave y no acabemos en una cirugía. 

2. Escapes de orina al realizar un esfuerzo

Hay muchas mujeres que no consultan a un profesional cuando las pérdidas de orina se producen de manera puntual al toser, saltar o estornudar… Piensan que entran dentro de la normalidad y que es un precio a pagar tras la maternidad o con la llegada de la menopausia. La incontinencia urinaria de esfuerzo no solo es un indicativo de debilidad de suelo pélvico, en muchas ocasiones es un indicador de sobrecarga en nuestro sistema de contención al realizar un esfuerzo. Estas pueden aparecer por sobrepeso, debilidad de la musculatura abdominal y/o falta de control voluntario en nuestros esfínteres.

 3. Escapes de orina antes de llegar al baño

Yo no tengo incontinencia, a veces se me escapan unas gotas porque retengo demasiado tiempo la orina”. Pues siento deciros, que estas pérdidas son un claro signo de debilidad de suelo pélvico. Los músculos del SP se encargan (entre otros) de cerrar el esfínter uretral y asegurar la continencia incluso con la vejiga llena, por eso en estos casos, fortalecer con ejercicios de kegel y aprender a controlar nuestros esfínteres en situaciones de estrés, podría ser de gran ayuda para paliarlo.

4. Orinar con demasiada frecuencia

Si orinas más de 8 veces al día y tu ingesta no supera los 2l/día puede que sufras de polaquiuria (necesidad de orinar muchas veces). 

Si es de manera puntual es muy probable que la causa sea una infección de orina,    pero si llevas meses o años así, quizás estamos ante un cuadro de Hiperactividad vesical y/o Urgencia miccional. 

En muchas ocasiones, el origen son malos hábitos adquiridos (orinar siempre antes de salir de casa con independencia del tiempo que te vayas ausentar), pero muchas veces este aumento sirve para enmascarar escapes de orina (IUE o IUU) cuando la vejiga está llena por debilidad de los músculos del suelo pélvico. 

(No olvidemos que también existen otras patologías como la diabetes mellitus que pueden ocasionar este cuadro de polaquiuria).

5. Los tampones y/o copas menstruales se salen de la vagina

Si durante la menstruación sientes que los tampones o copas menstruales salen  con facilidad de la vagina e incluso tienes dificultad para retenerlos y evitar que se caigan, es muy probable que tengas debilidad del suelo pélvico.

 6. Disminución de la sensibilidad en las relaciones sexuales.

Si durante las relaciones sexuales sientes menos placer y notas como si tu vagina se hubiera agrandado, puede que sufras de Hiperlaxitud vaginal. Esta consiste en la pérdida de tono de las paredes vaginales como consecuencia de la disminución del grosor de la mucosa y sobre todo de la debilidad de los músculos del suelo pélvico. 

Este síntoma suele aparecer en mayor o menor medida en mujeres que han tenido partos vaginales (sobre todo instrumentados ) y que no han hecho una buena recuperación postparto.

7. A veces me cuesta retener los gases

Al igual que sucede con la orina, si la debilidad de nuestro suelo pélvico es más importante en el periné posterior, esto puede afectar al esfínter anal ocasionando problemas para retener los gases e incluso las heces en los casos más graves. 

El estreñimiento crónico, los partos vaginales, las hemorroides, etc, pueden hacer que nuestro esfínter se debilite y perdamos la capacidad de retención.

Por eso, siempre aconsejamos visitar a un fisioterapeuta especializado si tenéis alguno de estos signos o síntomas, con independencia de la edad, de si has sido madre o estás alrededor de la menopausia… Acudir para saber el estado de tu suelo pélvico, puede prevenir o paliar posibles patologías y mejorar tu calidad de vida.

Este artículo ha sido escrito por Elena Valiente, fisioterapeuta diplomada por la Universidad Europea de Madrid especialista en Suelo Pélvico.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Posts relacionados

4 ejercicios rápidos para fortalecer el suelo pélvico

Te enseñamos 4 maneras fáciles y sencillas de trabajar vuestro suelo pélvico en el día a día. Puedes hacer estos ejercicios en casa, reservándote un ratito para ti.  Ejercicios de kegel ¿Quién no ha oído hablar de ellos? Sin duda las contracciones y relajaciones del suelo pélvico son los ejercicios por excelencia para fortalecer las

Mi copa menstrual se cae, ¿Por qué?

“Mi copa menstrual se cae, ¿Por qué? Es una de las preguntas que se repiten en nuestro buzón de atención al cliente. La respuesta no es una, sino que pueden ser varias y a continuación te explicamos qué le pasa a tu copa para que no haga el vacío y se caiga. Cuando una copa

localizar tu suelo pelvico

¿Cómo localizar tu suelo pélvico?

¿Cómo localizar tu suelo pélvico? ¿Es fácil ejercitarlo? Mucho se habla de la importancia de ejercitar nuestros músculos del suelo pélvico para prevenir las pérdidas de orina, los descensos de órganos (prolapsos) o mejorar la calidad de nuestras relaciones sexuales, pero la realidad es que son pocas las mujeres que saben identificar correctamente el periné

Copa Menstrual y tampón: principales diferencias

Copa Menstrual y tampón: ¿cuáles son las principales diferencias? Si bien tanto el tampón como la copa menstrual son productos de manejo de la higiene íntima que se introducen en la vagina, sus similitudes acaban aquí. Ni materiales, ni duración, ni el impacto en la salud de la mujer es el mismo. Diferencias entre la

menstruación e higiene íntima

Cuidado íntimo durante la menstruación: protege tu vulva y tu vagina

El cuidado íntimo durante la menstruación se presupone, sin embargo; hay aspectos en los que aún hay que incidir y concienciar, como por ejemplo en la importancia de usar geles íntimos específicos para la zona íntima, en especial durante la menstruación. ¿Por qué? La respuesta está en el pH. ¿Qué es el pH? El pH