hipopresivos e hiperpresivos

Ejercicios hipopresivos e hiperpresivos: ¿Por qué son diferentes?

Los ejercicios hipopresivos e hiperpresivos pueden confundirse si no tienes muy claro qué trabaja cada uno. Cada día está más en auge los ejercicios abdominales hipopresivos para fortalecer la musculatura abdominal sin dañar nuestro suelo pélvico ni la zona lumbar, pero ¿realmente son tan saludables y efectivos los hipopresivos y tan perjudiciales los abdominales tradicionales o “hiperpresivos”?, ¿qué diferencias existen entre estas dos maneras tan contradictorias de trabajar la musculatura abdominal?, ¿qué hay de cierto en todo esto? Cuando acabes de leer este post sabrás las principales diferencias entre los ejercicios abdominales hipopresivos e hiperpresivos

En los abdominales tradicionales o comúnmente llamados abdominales hiperpresivos (planchas, crunch, flexiones de tronco, etc) se genera un aumento de la presión intraabdominal que si no se realiza de manera correcta, puede debilitar a la larga nuestro suelo pélvico y zona lumbar.

En los abdominales hipopresivos, como su nombre indica, conseguimos reducir la presión intra abdominal al activar la musculatura profunda del abdomen (transverso abdominal) junto a una serie de pautas respiratorias seguida de una apnea. Esta técnica además consigue una activación refleja del suelo pélvico y la musculatura erectora de la columna. 

Dicho así, resultaría evidente elegir los hipopresivos como técnica para fortalecer nuestro musculatura abdominal, y más aún si sabemos que gracias a esta técnica podemos: reducir unos cm de cintura, mejorar nuestros problemas de suelo pélvico, mejorar el tránsito intestinal, reducir edemas de miembros inferiores, disminuir los dolores de espalda, mejorar la capacidad respiratoria y la calidad de las relaciones sexuales al aumentar la vascularización de los tejidos y el tono muscular. 

Pero, ¿qué sucede si solo trabajamos la faja abdominal mediante ejercicios hipopresivos? 

  • En primer lugar dejaríamos de activar uno de los músculos más potentes de nuestro cuerpo: Los rectos anteriores del abdomen, imprescindibles en nuestro día a día para realizar actividades tan cotidianas como incorporarnos de la cama, flexionar el tronco para alcanzar un objeto, o simplemente mantener la posición erguida de la columna. 
  • En segundo lugar, es importante saber contraer nuestros músculos ante ejercicios hiperpresivos que realizamos cada día sin darnos cuenta, como por ejemplo: al toser, saltar, reírnos, estornudar, levantar un peso, empujar el carro de la compra, etc. Para gestionar correctamente los aumentos de presión abdominal, hay que fortalecer de manera correcta nuestro core y así evitar problemas de suelo pélvico tipo incontinencias y/o descensos de órganos, y problemas lumbares o hernias abdominales.

 

Por eso, antes de juzgar si un ejercicio es mejor que otro, es importante saber en qué momento debemos realizar cada uno. 

Si sufres problemas discales, sobrepeso, mala postura, disfunciones de suelo pélvico, diástasis abdominal,  dolores de espalda que limitan tus actividades cotidianas, acabas de dar a luz o nunca has practicado deporte con anterioridad, de primeras sería más conveniente empezar con una gimnasia abdominal hipopresiva para mejorar el tono de la musculatura profunda de abdomen y espalda, mejorar el control postural y adquirir una buena base.  

Pero si no estás en ninguno de los casos anteriores, y además tienes ganas de realizar ejercicios de impacto, es importante asegurarse que realizas de manera correcta este tipo de abdominales hiperpresivos, evitando la apnea, soltando el aire al realizar el esfuerzo y que este vaya acompañado de una correcta activación de la musculatura profunda abdominal y perineal. 

Si estás embarazada tanto los abdominales hipopresivos e hiperpresivos estarían contraindicados, pero se puede y se debe realizar ejercicios abdominales adaptados para fortalecer la faja profunda del abdomen y así minimizar el riesgo de padecer dolores lumbopélvicos durante el embarazo y diástasis abdominal postparto.

Existen ejercicios que no son específicos para el abdomen, pero que también te ayudarán a fortalecer estos músculos de manera indirecta, como son: las sentadillas, ejercicios de equilibrio, levantar pesos, etc.  Y por último, recuerda que los hipopresivos están desanconsejados en personas que sufran de Hipertensión arterial y patologías digestivas crónicas tipo colitis, Crohn).

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Posts relacionados

llegar al orgasmo

Tenemos el dispositivo que te ayudará a llegar al orgasmo

Tenemos un producto que puede ayudarte a vivir tu sexualidad de una manera más satisfactoria y llegar al orgasmo con más facilidad. Así lo demuestra la ciencia y los estudios realizados para comprender su impacto. Démosle la bienvenida a vuestras vidas a enna pelvic ball

8M día internacional de la Mujer

8M día Internacional de la Mujer: Rompamos el tabú menstrual

Cada 8 de marzo, el día internacional de la Mujer nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre los desafíos que enfrentan las mujeres en todo el mundo. Este 8M abordamos un tema que ha sido durante mucho tiempo estigmatizado y relegado al silencio del tabú: la menstruación