infecciones vaginales verano

5 consejos para reducir las infecciones vaginales en verano

¿Sabías que el 75% de las mujeres sufre al menos un episodio de vulvovaginitis a lo largo de su vida? Asimismo, este tipo de infección no es la única a la que debemos prestar atención. Existen numerosas afecciones vaginales de las que, afortunadamente, conocemos sus principales factores de riesgo y consejos para prevenirnos de ellas. Conoce con este artículo los tips para prevenir infecciones vaginales este verano

La microflora vaginal es un importante mecanismo de defensa del cuerpo femenino. Sin embargo, se reconocen una serie de factores que alteran el equilibrio ecológico ahí presente, dando origen a las infecciones cervicovaginales. 

Tal y como nos cuentan los estudios científicos ginecológicos, se reconocen una serie de factores que pueden alterar el ecosistema íntimo de la mujer, como los relacionados con la conducta sexual, los cambios naturales del ciclo, hábitos higiénicos o métodos de cuidado menstrual.

Evidentemente, algunos de estos factores pueden ser congénitos, los cuales dan lugar a que ciertas mujeres tengan una mayor predisposición a sufrir infecciones vaginales. No obstante, algunos otros son fácilmente evitables:

1. El verano, los bikinis y las infecciones vaginales

Infecciones como la candidiasis vaginal, provocada por el hongo Cándida albicans, se originan por una proliferación excesiva en la flora vaginal. Uno de los factores que favorecen este fenómeno es el exceso de humedad, un contexto que se magnifica con la llegada al verano: sudor, bañadores mojados… Por ello, debes ser consciente de que dichas zonas deben seguir una higiene óptima. Por otro lado, ¡recuerda llevar en tu bolsa de baño ropa interior de recambio limpia y seca para evitar esos microclimas íntimos! 

 

2. Hablando de higiene…

Debemos tener cuidado porque una higiene demasiado intrusiva o excesiva, puede ser problemática para nuestra zona íntima. Algunas mujeres creen que, al utilizar jabones perfumados, duchas vaginales o determinados desodorantes en spray están limpiando en profundidad su zona vaginal, nada más lejos de la realidad. Según qué productos no homologados pueden provocar reacciones alérgicas, ardor, irritación e incluso infecciones. Así lo apunta este estudio académico del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina Occidente.

Nuestro consejo siempre será que, ante la duda, consultes a tu ginecólogo o farmacéutico. Te recomendamos probar nuestro enna period gel: un limpiador de higiene íntima de uso diario pensado especialmente para los periodos con más riesgo de infección. Está formulado sin jabón y respeta el pH de la zona íntima y las mucosas. 

Por otro lado, más allá de los productos que usemos, debemos tener una norma muy clara de higiene íntima: la limpieza una vez hemos orinado, debe ser siempre de delante hacia atrás, tal y como nos recomienda el artículo: Hábitos higiénicos vulvo-vaginales de consultantes ambulatorias en gineco-obstetricia: 

La cercanía del tracto urogenital inferior de la mujer a la región anal lo expone al contacto con microorganismos provenientes del intestino, lo cual favorece la aparición de infecciones vulvo-vaginales y del tracto urinario”

 

3. Cómo nos vestimos, ¡también influye en las infecciones!

Lo cierto es que la ropa íntima demasiado ajustada no es nuestra aliada, precisamente. Especialmente aquellas braguitas, cuya tela sea el nylon o la lycra son las más perjudiciales, ya que atrapan la humedad y el calor, lo cual favorece el desarrollo de infecciones como la candidiasis vaginal. Así lo apunta el estudio Infecciones del aparato genital femenino: vaginitis, vaginosis y cervicitis. Deberás evitar de este modo, tanto la ropa interior ajustada como pantalones demasiado apretados en los días de más calor. 

 

infecciones vaginales verano

 

4. Hidratación en verano, ¡indispensable!

Estar hidratados siempre es bueno para la salud, pero, además, una correcta hidratación favorece la frecuencia de micciones. Visitar el lavabo frecuentemente facilitará la eliminación de bacterias del tracto urinario, así lo subraya el artículo Infecciones del tracto urinario de la Foundation for female health awareness. Del mismo modo, se recomienda orinar tras tener relaciones sexuales para limpiar el tracto urinario.

 

5. ¿Qué método de cuidado menstrual usas en verano?

Tal y como te comentábamos en nuestro artículo anterior, el material del cual está hecha la copa no desestabiliza la capacidad natural de protección de nuestra zona íntima. Gracias a su silicona líquida de grado médico, inerte, el método de enna no permite que los gérmenes se acumulen y causen infecciones como:

  • Candidiasis o cistitis recurrentes
  • Vaginosis bacteriana

Unas infecciones que se encuentran especialmente cómodas en climas húmedos y cálidos. Tenemos entonces las herramientas para frenar uno de los factores de riesgo. ¿La solución? Dejar atrás métodos porosos como el algodón que encontramos en tampones y compresas y dar paso a la silicona líquida médica de nuestras copas, que garantizarán una disminución de posibilidades de infección.

Porque en este verano queremos que te sientas cómoda, que no anules ningún plan por la regla y que confíes en el método más natural y saludable.

 

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Posts relacionados

llegar al orgasmo

Tenemos el dispositivo que te ayudará a llegar al orgasmo

Tenemos un producto que puede ayudarte a vivir tu sexualidad de una manera más satisfactoria y llegar al orgasmo con más facilidad. Así lo demuestra la ciencia y los estudios realizados para comprender su impacto. Démosle la bienvenida a vuestras vidas a enna pelvic ball

8M día internacional de la Mujer

8M día Internacional de la Mujer: Rompamos el tabú menstrual

Cada 8 de marzo, el día internacional de la Mujer nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre los desafíos que enfrentan las mujeres en todo el mundo. Este 8M abordamos un tema que ha sido durante mucho tiempo estigmatizado y relegado al silencio del tabú: la menstruación