Ejercitar musculatura pelvica

¿Qué son los ejercicios de Kegel para recuperar el suelo pélvico?

Realizar ejercicios de Kegel permite recuperar el suelo pélvico después de un parto, pero también a fortalecerlo si realizas deportes de impacto o si has entrado en la menopausia. Son los principales factores que debilitan el suelo pélvico, pero no los únicos. Mantener un suelo pélvico en forma previene la incontinencia urinaria, los prolapsos (la caída de órganos como la vejiga, el recto o el útero) y, también, permite tener relaciones sexuales más placenteras. 

¿Cómo se hacen los ejercicios de Kegel?

El primer paso para ejercitar los músculos del suelo pélvico es localizarlos. Para saber cuales son los que debes ejercitar, existen diferentes maneras:

  • Debes fijarte y notar aquellos que intervienen cuando detienes una micción (no debes parar la orina, simplemente probar qué músculos usarías si debieras hacerlo). 
  • Contrae los músculos que usarías para evitar evacuar o sacar gases. Si lo haces correctamente, el cuerpo no se levanta, si sucede esto, estás usando las nalgas.
  • Introduce un dedo en tu vagina y contrae los músculos. Notarás que la vagina se tensiona y que el suelo pélvico se mueve hacia arriba. 

Puedes hacer los ejercicios tanto sentada como tumbada e incluso de pie una vez que logres dominarlos. Pero para empezar, ponte en la posición más cómoda para ti. El abdomen, los muslos y los glúteos deben estar relajados cuando realices los ejercicios de Kegel y la vejiga vacía para evitar escapes.

  • Respira por las costillas y apóyate en la vagina y haz como si aguantaras el pipí unos  3-6 segundos. Debes notar que la parte contra la silla (o el suelo) está trabajando.  Relaja (el doble de tiempo de la contracción) y repite 10 veces.
  • Siéntate sobre el ano e imagina que estás aguantándote un gas durante 3-6 segundos. Relaja  (el doble de tiempo de la contracción) y repite 10 veces.
  • Apóyate sobre el periné y haz como si aguantaras un tampón durante 3-10 segundos.  Relaja (el doble de tiempo de la contracción)  y repite 10 veces.

Una vez que hayas hecho todas las repeticiones, si tus músculos no se han cansado, puedes incrementar el tiempo de contracción a 6-10 segundos. Cuando consigas hacer las 10 repeticiones de contracciones de 10 segundos habrás alcanzado el objetivo.

  • Cuando domines estos ejercicios por separado, puedes hacerlos a la vez. Consiste en contraer durante 1 segundo las 3 zonas (agujeros perineales)  hacia arriba. Después de cada contracción relaja por completo todos los músculos.  Puedes realizar 3 series de 5 contracciones rápidas con descanso de 1 minuto entre ellas.

Qué debes tener en cuenta para realizar ejercicios de Kegel

Además de localizar correctamente los músculos que deben trabajar, también debes tener en cuenta otros factores:

  • Buena respiración: No debes bloquear o dejar de respirar mientras haces los ejercicios. Debes conseguir coger y soltar aire lentamente mientras los realizas.
  • Relajar la musculatura que no usas: Sólo debes contraer los músculos del suelo pélvico no los de los glúteos, el vientre o las  piernas.
  • Todo es cuestión de práctica. Quizá el primer día te canses y no llegues a todo, poco a poco irás ampliando el tiempo de los ejercicios y podrás hacerlos en cualquier posición. En este vídeo verás que hay muchas posiciones.

¿Puedo realizar los ejercicios de Kegel con enna pelvic ball?

Sí, llevar la esfera vaginal de enna es compatible con realizar los ejercicios de Kegel. Si el estado de tu suelo pélvico es muy débil, es posible que la pelvic ball no se sostenga de primeras. En ese caso, lo mejor es estirarse, introducir la esfera y realizar los ejercicios. Tras varias semanas, podrás intentar ponerte de pie y comprobar si la esfera se mantiene. Una vez se mantenga, ya puedes caminar y dar pequeños paseos con ella para ejercitar los músculos del suelo pélvico

Todos nuestros posts sobre Suelo pélvico e Incontinencia han sido revisados Elena Valiente, fisioterapeuta diplomada por la universidad Europea de Madrid especialista en Suelo Pélvico.

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Posts relacionados

evitar infecciones íntimas

Cómo evitar las infecciones íntimas en verano

Cómo evitar las infecciones íntimas en verano es uno de los temas de cada período estival junto con escoger la mejor crema solar y el traje de baño de temporada. ¿Por qué aunque hay cosas que sepamos, no conseguimos hacerlas? Este año puede ser el año definitivo. Siempre huyendo de la humedad Dado que el

miedos copa menstrual

Los 5 miedos de la copa menstrual y cómo superarlos

Los miedos de la copa menstrual desaparecen rápido una vez la has usado; sin embargo, antes surgen muchas dudas. A pesar de que cada vez hay más información, aún hay mucha gente piensa que la copa menstrual es complicada o que no van a saber usarla. Estos son los principales temores antes de usar la

Mensaje perineal: ¿Qué es y cómo hacerlo?

El masaje perineal se trata de una técnica manual que aconsejamos realizar los fisioterapeutas y matronas durante el tercer trimestre de gestación con el fin de mejorar la conciencia de nuestros músculos del suelo pélvico, la vascularización del periné y flexibilizar los tejidos.  Es muy recomendable ya que resulta muy fácil de realizar, sin efectos

suelo pélvico y copa menstrual

Cómo afecta mi suelo pélvico a la hora de escoger la copa menstrual

¿Qué relación hay entre el suelo pélvico y la talla de la copa menstrual? Aunque cada vez está más extendido el uso de la copa menstrual entre las mujeres, seguimos teniendo muchas dudas a la hora de escoger la talla correcta.  Cuando compramos tampones y protegeslips, el único requisito a tener en cuenta es la

maternidad tardía

Maternidad tardía y fertilidad, un reto del siglo XXI

La maternidad tardía es un fenómeno sociodemográfico contemporáneo, sobre todo en países de mayor poder adquisitivo. En España la media de edad a la que las mujeres tienen su primer hijo es de 32 años, una de las más altas del mundo.  Aparentemente, esto se debe a una tendencia a posponer el primer nacimiento en