Mensaje perineal: ¿Qué es y cómo hacerlo?

El masaje perineal se trata de una técnica manual que aconsejamos realizar los fisioterapeutas y matronas durante el tercer trimestre de gestación con el fin de mejorar la conciencia de nuestros músculos del suelo pélvico, la vascularización del periné y flexibilizar los tejidos

Es muy recomendable ya que resulta muy fácil de realizar, sin efectos adversos y que permite disminuir el riesgo de trauma perineal durante el expulsivo además de reducir el dolor perineal en el postparto.

¿Cuándo realizar el masaje pernieal?

Se aconseja empezar con el masaje perineal entre la semana 32-34 de gestación, y en caso de embarazo gemelar un par de semanas antes. 

Es fundamental que al menos la primera vez, lo realice un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico para que nos explique cómo realizarlo de manera correcta, nos paute el tiempo y la frecuencia con la que debemos realizarlo, y lo más importante, que nos descarte posibles patologías de suelo pélvico (como es el caso de la hipertonía muscular) que puedan dificultar la técnica del masaje. 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de realizarlo? 

  • El masaje no debe durar más de 10-15min. 
  • Es mejor si lo realiza tu pareja (supervisado previamente por un profesional) a nosotras mismas, ya que podemos adoptar una postura más relajada y llegar a planos más profundos.
  • Vaciar la vejiga antes de realizar el masaje.
  • Evitar el estreñimiento, ya que si tenemos heces en la ampolla rectal, será más difícil y molesto realizarlo. 
  • Adoptar una postura relajada. Aconsejamos tumbada en la cama con las piernas flexionadas y el tronco ligeramente incorporado (con cojines) para evitar marearnos. 
  • Lavarse bien las manos antes de realizar el masaje, (aunque yo particularmente recomiendo el uso de guantes para evitar posibles heridas en la mucosa de la vagina con el roce de las uñas).
  • Utilizar lubricante de base acuosa para el masaje y dejar el aceite para hidratar la vulva y periné tras la ducha. 
  • Puede resultar molesto pero NUNCA DOLOROSO.

¿Cómo debe realizar tu pareja el masaje perineal?

Para empezar el masaje debemos lubricar abundantemente los dedos índice y corazón, e introducirlos en el interior de la vagina hasta la primera falange (la más próxima a la palma de la mano).

Vamos a dibujar un reloj imaginario en la vagina, donde las 12 la situaremos en la zona del pubis, las 6 en introito (la zona más próxima al ano) y las 3 y 9 en los laterales (zona que no debemos sobrepasar cuando hagamos el masaje).

  1. El primer paso consiste en deslizar los dedos entre las 3 y las 9 (y viceversa) pasando por las 6, empujando el periné hacia abajo y los laterales, como si quisiéramos aumentar el diámetro de la vagina. 
  2. En el segundo paso, realizaremos una presión mantenida con la primera y segunda falange de nuestros dedos durante 90 seg aproximadamente a las 5 y a continuación a las 7.
  3. En el último paso, volveremos a deslizar los dedos entre las 3 y las 9 (como en el primer paso) pero con los dedos abiertos, separados entre sí. 

Recuerda que los movimientos tienen que ser lentos, suaves y respetando el umbral del dolor. 

Para completar el masaje, aconsejamos a la gestante que tras la ducha, con ayuda de un espejo, extienda aceite (específico para la zona íntima) en la vulva y vagina con ayuda de un pequeño masaje para aumentar la eficacia. 

  1. Sitúa tus dedos índice y corazón entre la vagina y el ano. Realiza pasadas de lado a lado ejerciendo un poco de presión hasta que se absorba el producto. 
  2. Introduce el pulgar (con aceite) dentro de la vagina empujando el periné hacia abajo y hacia los lados, estirando los tejidos.
  3. Y por último, pellizca suavemente los labios internos y borde lateral de la vagina con el resto de aceite que nos queda entre los dedos.

¿En qué casos debemos evitar el masaje perineal?

  • Infecciones de orina.
  • Infecciones vaginales.
  • Riesgo de parto prematuro.
  • Varices vulvares
  • Si existe contraindicación médica.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Posts relacionados

4 ejercicios rápidos para fortalecer el suelo pélvico

Te enseñamos 4 maneras fáciles y sencillas de trabajar vuestro suelo pélvico en el día a día. Puedes hacer estos ejercicios en casa, reservándote un ratito para ti.  Ejercicios de kegel ¿Quién no ha oído hablar de ellos? Sin duda las contracciones y relajaciones del suelo pélvico son los ejercicios por excelencia para fortalecer las

Mi copa menstrual se cae, ¿Por qué?

“Mi copa menstrual se cae, ¿Por qué? Es una de las preguntas que se repiten en nuestro buzón de atención al cliente. La respuesta no es una, sino que pueden ser varias y a continuación te explicamos qué le pasa a tu copa para que no haga el vacío y se caiga. Cuando una copa

localizar tu suelo pelvico

¿Cómo localizar tu suelo pélvico?

¿Cómo localizar tu suelo pélvico? ¿Es fácil ejercitarlo? Mucho se habla de la importancia de ejercitar nuestros músculos del suelo pélvico para prevenir las pérdidas de orina, los descensos de órganos (prolapsos) o mejorar la calidad de nuestras relaciones sexuales, pero la realidad es que son pocas las mujeres que saben identificar correctamente el periné

Copa Menstrual y tampón: principales diferencias

Copa Menstrual y tampón: ¿cuáles son las principales diferencias? Si bien tanto el tampón como la copa menstrual son productos de manejo de la higiene íntima que se introducen en la vagina, sus similitudes acaban aquí. Ni materiales, ni duración, ni el impacto en la salud de la mujer es el mismo. Diferencias entre la

menstruación e higiene íntima

Cuidado íntimo durante la menstruación: protege tu vulva y tu vagina

El cuidado íntimo durante la menstruación se presupone, sin embargo; hay aspectos en los que aún hay que incidir y concienciar, como por ejemplo en la importancia de usar geles íntimos específicos para la zona íntima, en especial durante la menstruación. ¿Por qué? La respuesta está en el pH. ¿Qué es el pH? El pH