prolapso

¿Qué son los prolapsos y cómo se tratan?

Los prolapsos son el descenso de uno o más órganos de la cavidad pélvica (vejiga, útero, uretra o recto) hacia el exterior a través del conducto de la vagina o ano.

Esto sucede cuando el suelo pélvico se debilita y los músculos, fascias y ligamentos dejan de cumplir correctamente la función de sostén. 

Aunque las causas más frecuentes del prolapso son los embarazos y partos vaginales (sobre todos aquellos instrumentados con fórceps o espátulas), no podemos obviar que existen otros muchos factores de riesgo como: la menopausia, el sobrepeso, estreñimiento, el tabaquismo, la tos crónica etc. 

Tipos de prolapsos

  • Cistocele: la vejiga cae, apareciendo un bulto por la cara anterior de la vagina. Entre los síntomas más frecuentes se encuentra la sensación de peso, urgencia miccional, dificultad para orinar e infecciones íntimas de repetición debido una disfunción de vaciado.
  • Uretrocele: la uretra cae, asomando un bulto en la cara anterior de la vagina, pero más externo que el cistocele. Este prolapso suele estar muy asociado al cistocele.
  • Rectocele: El recto cae sobre la pared posterior de la vagina, ocasionando en los estadios más avanzados, dificultad a la hora de evacuar las heces, estreñimiento y sensación de vaciado incompleto. En algunas ocasiones las mujeres tienen que ayudarse a través de un tacto vaginal para poder realizar la defecación.
  • Histerocele o prolapso uterino: El útero desciende por la vagina, asomando primero el cuello y después el cuerpo uterino. 
  • Prolapso de la cúpula vaginal: En esta ocasión la cúpula vaginal (que es la parte más alta de la vagina) desciende, haciendo que esta se dé la vuelta como un calcetín y quedando la parte interna por fuera. Es más frecuente en mujeres que le han extirpado el útero (histerectomía).
  • Enterocele: Las asas intestinales se hernian a través del fondo posterior de la vagina. 
  • Prolapso rectal: Sucede cuando la mucosa rectal sale al exterior a través del ano, de manera indolora. Los síntomas son muy parecidos al rectocele, pero en ocasiones puede ir acompañado de incontinencia fecal.

Grados de prolapsos

  • Grado 1 o leve: ligero descenso en el interior de la vagina que solo se puede aprecia en un examen ginecológico o exploración de suelo pélvico. 
  • Grado 2 o moderado: el descenso alcanza la entrada de la vagina.
  • Grado 3 o grave: el prolapso sobrepasa la entrada de la vagina, la mujer se toca o se nota el bulto al realizar una actividad física. 
  • Grado 4 muy grave: cuando el órgano está fuera de vagina incluso en reposo.

Tratamiento de los prolapsos: 

En los primeros estadios (grado 1 y 2) recurriremos a la fisioterapia, y a los cambios de hábitos dietéticos para evitar el estreñimiento y el sobrepeso.

Es muy importante recalcar que la fisioterapia no corrige prolapsos, podemos mejorar la sintomatología, el sistema de sujeción y evitar que el descenso se agrave. 

En fisioterapia nos centraremos en mejorar el tono y la fuerza del suelo pélvico a través de diferentes técnicas como la radiofrecuencia, electroestimulación, ejercicios de kegel, gimnasia abdominal hipopresiva, etc; pero también insistiremos muchos en mejorar ciertos hábitos de la vida cotidiana que pueden agravar el prolapso como: 

Enseñar a cargar pesos y realizar esfuerzos físicos sin dañar nuestro suelo pélvico, posturas correctas de defecación evitando apneas, y diarios miccionales para regular la frecuencia urinaria y así limitar infecciones de repetición y disfunciones de vaciado. 

En los estadios más avanzados (grado 3 y 4) generalmente se recurre a la cirugía para ser corregidos. Alguna vez se extirpa el órgano (como es el caso del útero), y en otras se recoloca el/los órganos a través de unas mallas ofreciendo la sujeción que ya no puede ofrecer el suelo pélvico. 

En ocasiones, para los prolapsos uterinos en mujeres de avanzada edad, o con contraindicaciones quirúrgicas, se utilizan pesarios. Estos son unos dispositivos que se introducen en el interior de la vagina desplazando el útero hacia arriba. Cada día existen más modelos diferentes, aunque el más común tiene forma de anillo y los coloca el ginecólogo en consulta

No obstante, recordad que es muy importante que tras la cirugía la paciente recurra a un servicio de fisioterapia para fortalecer la musculatura perineal y abdominal y así afianzar los resultados de la misma.

Este artículo ha sido escrito por Elena Valiente, fisioterapeuta diplomada por la universidad Europea de Madrid especialista en Suelo Pélvico.

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Posts relacionados

cuánto dura la menstruación

¿Cuánto dura la menstruación?

¿Cuánto dura la menstruación? Hay tantas respuestas como menstruaciones ya que  aunque la media es de 4-5 días, no significa que siempre sea así o en cada ciclo.  Los días de sangrado que van de 2 a 7, se consideran una menstruación dentro de lo común, pero por contra si se sangra más de 7

valoración suelo pélvico

¿Cuándo acudir a una valoración de suelo pélvico?

Acudir a una valoración del suelo pélvico no suele estar entre las citas médicas de nuestras agendas. Normalmente, cuando nos duele un diente no dudamos en pedir hora en el dentista o si empezamos a ver mal, nos acercamos al oftalmólogo para que nos indique si necesitamos unas gafas nuevas.  Es posible que los síntomas

Cómo es visitar a un especialista en suelo pélvico

Visitar a un especialista en suelo pélvico cada vez es más usual aunque aun sigue siendo una rama muy desconocida de la fisioterapia. Gran parte de ello se debe al tabú sexual que existe en la sociedad y al desconocimiento de todo lo que abarca esta apasionante especialidad. Hasta ahora se relacionaban los problemas de

prolapso

¿Qué son los prolapsos y cómo se tratan?

Los prolapsos son el descenso de uno o más órganos de la cavidad pélvica (vejiga, útero, uretra o recto) hacia el exterior a través del conducto de la vagina o ano. Esto sucede cuando el suelo pélvico se debilita y los músculos, fascias y ligamentos dejan de cumplir correctamente la función de sostén.  Aunque las

descanso copa menstrual

¿Tengo que hacer descansos de la copa menstrual?

Hacer descansos de la copa menstrual no es necesario, puedes usarla durante todo el ciclo siempre que la vacíes como máximo a las 12 horas. Suponemos que la confusión siempre viene del “Puedes llevarla hasta 12 horas”, pero eso no significa que a las 12 horas debas esperar para volver a usarla (como cuando esperaba